nombres propios

Nombres Propios

Y es que se puede ver de tantas formas a una misma persona, tenemos tantas facetas, lados, rarezas, muecas, miradas …

Cambiamos tanto según estamos en el trabajo, con nuestra pareja, tomando un café, de paseo, si te hacen reír o estar seria, si te distraes o te concentras, si te dejas llevar o si eres tu misma.

Pero a mi me encanta cuando dejan el pelo al viento, miran a la cámara y simplemente son ellas mismas.